ortodoncia invisible madrid , ortodoncia madrid

Gingivitis &

Periodontitis

EN LA CLINICA BONADENT SOMOS ESPECIALISTAS EN SANEAMIENTO DE ENCIAS , CON LAS ULTIMAS TECNICAS CONTRA LA RECESION, SANGRADO E INFLAMACION

                                  Gingivitis: Signos y Síntomas

 

¿Qué es la gingivitis?
Gingivitis - una inflamación de las encías - es la etapa inicial de la enfermedad de las encías y la más fácil de tratar. La causa directa de la gingivitis es la placa: una película suave, pegajosa y sin color formada por bacterias, que se deposita constantemente sobre los dientes y encías.

Si el cepillado y el uso diario del hilo dental no eliminan la placa, la misma produce toxinas (venenos) que irritan el tejido gingival, causando gingivitis. En esta primera etapa de la enfermedad, el daño puede revertirse, ya que el hueso y el tejido conectivo que sostienen los dientes en su lugar todavía no han sido afectados. Sin embargo, si se deja sin tratamiento, la gingivitis puede transformarse en periodontitis y provocar daños permanentes a sus dientes y mandíbula.

¿Cómo sé si tengo gingivitis?
Los signos y síntomas clásicos de la gingivitis son las encías rojas, hinchadas y sensibles que pueden sangrar cuando se cepillan. Otro signo de enfermedad en las encías es que las mismas se han retrocedido o retirado de los dientes, confiriéndole a sus dientes una apariencia alargada. La enfermedad de las encías puede provocar la formación de bolsas entre dientes y encías donde se junta la placa bacteriana y restos de comidas. Algunas personas pueden experimentar mal aliento o mal gusto recurrentes aún cuando la enfermedad no esté avanzada.

¿Cómo puedo prevenir la gingivitis?
La correcta higiene bucal es fundamental. Las limpiezas profesionales también son extremadamente importantes pues una vez que la placa se endurece y acumula, o se transforma en sarro, sólo un dentista o higienista podrá eliminarla.

Usted puede ayudar a detener la gingivitis antes que se desarrolle de la siguiente manera:

  • Cepillado correcto y uso apropiado del hilo dental para eliminar la placa, los restos de alimentos y controlar la acumulación de sarro

  • Alimentación correcta para asegurar la adecuada nutrición de su mandíbula y dientes

  • Evitar cigarrillos y otras formas de tabaco

  • Programar controles regulares con su dentista

 

 

                            Periodontitis​

 

La periodontitis, denominada comúnmente piorrea, es una enfermedad que inicialmente puede cursar con gingivitis, para luego proseguir con una pérdida de inserción colágena, recesión gingival, e incluso la pérdida de hueso, en el caso de no ser tratada, dejar sin soporte óseo al diente. La pérdida de dicho soporte implica la pérdida irreparable del diente mismo.

 

La periodontitis ocurre cuando la inflamación o la infección de las encías (gingivitis) se deja sin tratamiento o cuando el tratamiento se demora. Dicha infección e inflamación se disemina desde las encías (gingiva) hasta los ligamentos y el hueso que sirven de soporte a los dientes. La pérdida de soporte hace que los dientes se aflojen y finalmente se caigan. La periodontitis es la causa principal de la caída de los dientes en los adultos. No es un trastorno común en la niñez, pero se incrementa durante la adolescencia.

La placa y el sarro se acumulan en la base de los dientes. La inflamación hace que entre la encía y los dientes se formen bolsas que se llenan de sarro y de placa. La inflamación del tejido blando atrapa la placa en la bolsa. La inflamación continua lleva al daño de los tejidos y el hueso alrededor de los dientes. Debido a que la placa contiene bacterias, es probable que se presente infección y también se puede presentar un absceso dental, lo cual aumenta la proporción de la destrucción ósea.

 

SINTOMAS
 
  • Mal aliento
  • Encías que presentan un color rojo brillante o rojo purpúreo
  • Encías que tienen aspecto brillante
  • Encías que sangran con facilidad (presencia de sangre en el cepillo de dientes, incluso si el cepillado se hace con suavidad)
  • Encías que pueden ser sensibles al tacto, pero por lo demás no duelen
  • Dientes flojos
  • Encías inflamadas

 

 

Nota: los síntomas iniciales se parecen a la gingivitis.

 

 

                                  PRUEBAS Y DIAGNOSTICO

 

La evaluación de la boca y los dientes por parte del odontólogo muestra encías blandas, inflamadas y de color rojo púrpura. Los depósitos de placa y cálculos se pueden ver en la base de los dientes, con bolsas agrandadas en las encías. Las encías por lo general no duelen o se sienten levemente sensibles, a menos que también se presente un absceso dental. Los dientes pueden estar flojos y las encías retraídas.

Las radiografías dentales revelan la pérdida del hueso de soporte y también pueden mostrar la presencia de depósitos de placa bajo las encías.

El sondeo periodontal es la primera opción para la evaluación de los tejidos periodontales. Los cambios de coloración, tamaño, o consistencia de la encía son importantes referencias de alteración gingival. El sangrado espontáneo o el cepillado es una señal de alerta cuando la enfermedad está presente. La movilidad y migración dental, el mal aliento, dolor al masticar, abscesos o sangrados abundantes son características que pueden aparecer en estados avanzados de periodontitis. La periodontitis no se contagia por dar un beso, por beber del mismo vaso o por medio de la saliva. Al principio puede manifestarse por una ligera inflamación gingival, con sangrado discreto de las encías al cepillarse los dientes y un cierto grado de tumefacción y enrojecimiento de las encías.

Su diagnóstico precoz contribuye a un mejor pronóstico ya que es condición necesaria para frenar su evolución cuanto antes.

Signo principal es la formación de una bolsa periodontal por pérdida de inserción, y la forma de medir es por medio de la sonda periodontal. Este procedimiento de periodotología se llama sondaje periodontal y con él los dentistas obtienen la profundidad de sondaje que sirve para medir la afectación que la enfermedad periodontal y la destrucción de hueso que esta ha provocado. Los valores obtenidos con el sondaje de diagnóstico periodontal servirán de referencia en los mantenimientos periodontales que se deberán realizar cada 3 a 4 meses.

                                                            TRATAMIENTO

 

El objetivo del tratamiento es reducir la inflamación, eliminar las "bolsas" en las encías y tratar cualquier causa subyacente de la enfermedad periodontal.

Se deben reparar las superficies ásperas de los dientes o los aparatos dentales.

Es importante hacerse una limpieza dental completa que puede involucrar el uso de diversos instrumentos o aparatos para aflojar y remover la placa y el sarro de los dientes. Siempre se necesita el cepillado y uso de seda dental apropiados, incluso después de realizarse una limpieza dental profesional, para reducir el riesgo de enfermedad periodontal. El odontólogo o el higienista le mostrarán cómo cepillarse y usar la seda dental de manera apropiada. Los pacientes con periodontitis deben hacerse  una limpieza dental profesional más de dos veces al año.La mayoria de las veces será necesario realizar un curetaje por cuadrante, para limpiar y alisar el cemento y la dentina del diente

La cirugía puede ser necesaria. Es posible que se requiera abrir y limpiar las bolsas profundas en las encías y brindar soporte a los dientes flojos, pero solo en los casos mas extremos.

Con un tratamiento acertado, los problemas periodontales podrán desaparecer. Frenaremos la pérdida ósea, pero desgraciadamente y a diferencia de las gingivitis, las periodontitis dejarán secuelas (recesiones o “sensación de diente largo”, sensibilidad, movilidad…), mucho más evidentes cuanto más avanzada esté la enfermedad. Por lo tanto, la respuesta a la pregunta inicial es “Sí, podemos curar la piorrea”, aunque el diagnóstico precoz es fundamental para mejorar el pronóstico general del caso y minimizar las secuelas.

Para algunas personas, la remoción de la placa dental de las encías inflamadas puede ser incómoda. El sangrado y la sensibilidad de las encías deben desaparecer al cabo de 1 o 2 semanas de tratamiento (las encías sanas son de color rosado y de aspecto firme).

Es preciso que usted mantenga una higiene oral cuidadosa durante toda su vida; de lo contrario, el trastorno puede reaparecer.

 

 

Posibles complicaciones

 

 

 

Prevención

El mejor método de prevención es una buena higiene oral que incluya el uso de la seda dental y cepillado meticulosos y una limpieza dental profesional con regularidad. La prevención y el tratamiento de la gingivitis reducen el riesgo de desarrollo de la periodontitis.

 

 

 

 

 

 

 

Galeria

Estetica dental , dentista moncloa , dentista arguelles
Implantes madrid , implantes moncloa
Protesis madrid , protesis dental
Cuidado de ancianos
Cuidado de ancianos
Cuidado de ancianos

Contacta con nosotros

Visitanos

Clinica Dental Bonadent

C\Martín de los Heros , 78, 28008-

Madrid España
Tel: 915497094

L-V 10:00 - 14:00  16:00-21:00

http://www.clinicabonadent.com

Drluis@clinicabonadent.es

  • facebook
  • googleplus
  • tbird